El Par Biomagnético proporciona una herramienta que permite detectar de inmediato la etiología de la enfermedad por medio del concepto dual, digital o bipolar y estrictamente bioenergético que se genera antes de que aparezcan los síntomas clínicos en los pacientes y que al polarizarlos a su nivel crítico del pH 7 ó próximo a este valor, se recupera la entropía orgánica y se consigue recuperación de la salud, siempre y cuando el órgano o el tejido no haya rebasado el límite del proceso degenerativo irreversible.

Definimos el par Biomagnético como el conjunto de cargas que identifican una patología y que está constituido por dos cargas principales de polaridad opuesta, que se forman a expensas de la alteración fundamental del pH de los órganos que la soportan.